Don Porfirio y María Antonieta eran idiotas

Featured Image -- 1436

Originally posted on ZozobraColectiva:

Sólo de una manera equívoca podemos llamar “revolución” a dos movimientos tan dispares como la Revolución francesa y la Revolución mexicana. Congregados en los salones parisinos, los philosophes del siglo XVIII urdieron una ideología y un programa de Estado que logró su unidad sintética y efectiva en la revolución de 1789. Bien podemos decir que la Libertad, en un sentido literal y estricto, guio al pueblo francés hacia una victoria cuidadosamente proyectada. Las cabezas de Luis XVI y María Antonieta eran un mero estorbo en la consecución de los ideales ilustrados. Fieles a su más íntima herencia cartesiana, los franceses supieron anteponer el pensamiento a la existencia: se apropiaron primero de una misión vital (esto es, el liberalismo) para después llevarlo a la práctica. Primero fue el pan –porque el pan siempre ocupa el puesto primero–, después las ideas y al final las armas –demasiadas armas–. Aquella tarde, en la…

View original 899 more words

EL AUTOR Y LAS RUINAS

Featured Image -- 1434

Originally posted on El Lector Profesional:

AVENTURAS DE UN LECTOR PROFESIONAL (III)

Hoy mi intención era escribir sobre las muchas alegrías de la lectura profesional. También hubiera querido subrayar el enorme placer de trabajar con textos literarios. Y ya tenía preparados tanto el inicio del relato como una pequeña anécdota cuando leí en el periódico que un autor que conozco se estrelló ayer por la tarde con su coche. Mañana es su funeral. Y no sé qué hacer, no sé qué escribir. ¿Alegrías? ¿Alegrías de qué?

View original 1.182 more words

Ignasi Mena sobre BERLIN ALEXANDERPLATZ d’Alfred Döblin [Llegir en cas d'incendis]

Originally posted on El blog d'Edicions de 1984:

Font: Ignasi Mena / Llegir en cas d’incendi

FM125BerlinAlexMolts joves d’avui dia es queixen de què de petits els van prometre moltes coses i que poques d’elles (per no dir cap) han acabat complint-se. Sí, cal treballar i cal esforçar-se, però no per a guanyar diners (com creiem erròniament), ni per a forjar-se una posició (que també) sinó per adonar-se i acceptar que ningú no es mereix res del que té, i que les coses que passen són fortuïtes, tant les bones com les dolentes. Dit d’una altra manera: res no té sentit, i el mal –físic, emocional, social- existeix. O, si no, que li preguntin al Franz Biberkopf, protagonista de Berlin Alexanderplatz!

El contingut de la novel·la –vida i miracles de Franz Biberkopf, un cap de pardals que surt de la presó després d’haver assassinat la seva companya amorosa i que intenta readaptar-se a una vida en societat-…

View original 606 more words

5 lugares del DF para filosofar a gusto

Featured Image -- 1424

Originally posted on ZozobraColectiva:

1. Museo Panteón San Fernando

Este lugar tiene literalmente todo lo que necesita el filósofo para meditar a sus anchas. El ambiente suele ser silencioso, sobre todo si evitas los congestionados fines de semana o los eventos que se organizan allí con alguna frecuencia. Que no te dé pena cargar con tu libro y aposentarse en el recoveco que más te agrade para darle vuelo a la lectura. A no ser por el fantasma de Ignacio Comonfort, de Tomás Mejía o del mismísimo Benito Juárez, nadie te molestará. No hace falta decir que temas como la finitud están a flor de piel en este panteón, último hogar de la crema y nata del siglo XIX. Estar rodeado de efemérides elevará sin duda tu consciencia histórica, tan esencial para el filósofo. Leer a Pascal, Kierkegaard o Heidegger adquiere toda una nueva dimensión en este lugar. Además, la entrada es gratuita.

unnamed

t

View original 523 more words

Gotthold Lessing, Laocoonte o sobre los límites de la pintura y la poesía

Featured Image -- 1421

Originally posted on ZozobraColectiva:

A principios de los años ochenta del siglo XVIII, Friedrich Schiller, ilustrado alemán, llamó a su época “el siglo manchado de tinta”, a causa de los muchos libros que salían diariamente de las imprentas para saciar la avidez de novedad de los lectores. La mayoría de esos libros estaba condenada a una existencia efímera: apenas unas semanas después de su publicación, casi nadie se acordaba de ellos. Sólo la prueba de fuego de los años ha logrado conservar algunos. Éste es el caso de Laocoonte o sobre los límites de la pintura y la poesía, de Gotthold Ephraim Lessing (1729 – 1781), que la Editorial Herder México pone a nuestro alcance como obra inaugural de una colección que lleva el prometedor título de “Textos de la cultura alemana”.  ¿Qué tiene que decir un alemán ilustrado y optimista del siglo XVIII a nosotros, ciudadanos desencantados del siglo XXI? Mucho más…

View original 1.061 more words